#105 SÍ mitología prehispánica

Uno de los choques culturales más grandes que tuve y sigo teniendo con chilangos es su práctica constante de introducir falacias non sequitur en la vida diaria. Yo vengo de un estado donde si uno hace una pregunta y la respuesta no es satisfactoria, es perfectamente aceptable solicitar otra respuesta. Es más, desde enero vivo en un país donde esto no sólo es aceptado, sino una convención social entendida por todos. A los chilangos les encantan las falacias non sequitur. ¿Evidencia? #4, #30, #31, #41, #46, #50… Podría seguirle.

¿Su non sequitur favorito? Poner fin a cualquier conversación con alguna mención no relacionada de la mitología o cosmogonia de alguna civilización prehispánica. En el DF abundan referencias a los aztecas o “meshicas”, pero también de repente salen con detalles mayas, zapotecas o mixtecas. Ejemplos:

- Hablando de política:

No Chilango: Me cae bien Josefina Vázquez Mota.
Chilango: ¡¿Pero acaso sabes quién es el dios Centeotl?!

- Hablando del trabajo:

No Chilango: Quisiera trabajar en telecomunicaciones.
Chilango: Pero Xochiquétzal era la diosa más hermosa.

- Hablando del clima:

No Chilango: Está lloviendo.
Chilango: *frase en náhuatl sobre Tláloc, gesto de “obviamente soy más mexicano que tú”*

- Hablando de geografía:

No Chilango: Mi prima vino de visita, así que iremos al Museo de Chapultepec el domingo.
Chilango: Los aztecas lo pronunciaban “Chapultépec.”

¿Qué puede decir uno en esas situaciones aparte de “…ah”? Aún no lo sé, pero sucede más de lo que uno pensaría.