Siempre que veo esa pintura cuando paso por Calzada de Tlalpan, inevitablemente pienso en esta canción:

¿A poco no les dan ganas de perderse en los ojos chuecos de Miguel Hidalgo y Costilla? 

Siempre que veo esa pintura cuando paso por Calzada de Tlalpan, inevitablemente pienso en esta canción:

¿A poco no les dan ganas de perderse en los ojos chuecos de Miguel Hidalgo y Costilla?