He usado shorts los últimos días, y oh Dios mío, cuanto comentario despectivo o sorprendido. Y todo por no seguir mis propios consejos.
Una de dos, o impondré moda, o seguiré tomando el approach de Gunnar al respecto.

He usado shorts los últimos días, y oh Dios mío, cuanto comentario despectivo o sorprendido. Y todo por no seguir mis propios consejos.

Una de dos, o impondré moda, o seguiré tomando el approach de Gunnar al respecto.